Su primer cumpleaños

Vuestro pequeño ya tiene un año

Parece increíble pero vuestro pequeño ya tiene un año. ¡Qué rápido ha pasado el tiempo! Ha crecido y aprendido mucho en los últimos 12 meses. Aunque no organicéis una gran fiesta esta fecha es motivo de celebración.

Un día especial para el niño, pero sobre todo para los papás

Su primer cumpleaños es más emocionante para vosotros que para él y aunque todavía es pequeño para enterarse de la fiesta y comprender su significado, es importante celebrarlo ya que será consciente de que algo especial relacionado con él está ocurriendo sintiéndose por ello el centro de las atenciones.

Ideas para organizar la fiesta

Para que disfrute de este día es necesaria una planificación adecuada. Os proponemos unos consejos para acertar con la fiesta:

  • Dos o tres niños, que no difieran demasiado de su edad será un número ideal de invitados. Los papás de éstos se sumarán a la lista. Relacionarse con sus “amiguitos” le ayudará a ir desarrollando amistades, estarán entretenidos y nunca es pronto para aprender a compartir. Limitad la lista a un número manejable para vosotros y para el espacio del que dispongáis.
  • A ser posible, celebradlo en casa. Le ayudará a sentirse más seguro así y evitará una sobreexcitación. Romper con la rutina diaria no es de su agrado y altera a los más pequeños. Es necesario que se sienta relativamente tranquilo y que no exista una ambiente de alboroto.
  • Si la celebración va a ser fuera de casa, es importante llevar algunos de sus juguetes para que se entretenga, así como su cochecito por si se encuentra cansado y le sobreviene el sueño.
  • Evitad el tumulto excesivo, los payasos… Los niños mayores disfrutan con estas actividades pero asustan a los más pequeños.
  • A esta edad no se enteran mucho de la comida, de los regalos ni de los invitados, pero sí de la decoración. A través de una decoración sencilla puedes estimularle visualmente: globos de diferentes formas y colores serán suficientes. Hay que tener mucho cuidado de que no les exploten en la cara, mejor si no están inflados del todo. Un poco de música infantil bajita, sobre todo si es algo que ya conoce, le encantará.
  • Destina un espacio de la casa para la fiesta. Te evitarás dar instrucciones del tipo: “no toques eso”, “cuidado que se cae”, etc. Escoge el salón y deja el espacio sin muebles para que los niños puedan moverse y manipular juguetes sin dificultad. Bastará la mesa donde estará la tarta y la merienda y unas cuantas sillas si van otros papás.
  • Si el tiempo lo permite bañarse en una piscina hinchable, jugar con una pelota blanda (por ej: de playa), pintar con ceras grandes así como jugar con los regalos son algunas de las actividades que pueden realizar. Los más pequeños se agobian con facilidad, así que demasiada estimulación les puede provocar el llanto. Leedles un cuento: será una actividad tranquila idónea para el final de la fiesta cuando ya estén cansados.
  • La mejor hora para la fiesta es después de la siesta. No sólo estará descansado y preparado para disfrutar sino que también su hora de dormir te dará la oportunidad de organizar la comida, poner la mesa y decorar.
  • Puedes recortar varios números uno en cartulina de colores, lo más grande que puedas, y pegadlos en las paredes. Esto estimulará a tu hijo y le ayuda a reconocer, aún a esta edad temprana, que este es el número uno y que él cumple un año.
  • Una hora y media es un tiempo suficiente para la celebración.
  • Para hacer que la fiesta sea aún más especial, preparad un regalito para cada invitado:  Una pelota de esponja, un patito de goma, un peluche pequeño …
 

Su primer pastel de cumpleaños

Un pastel con una velita le encantará. Como no sabe apagarla podéis soplarla junto a él. Evitad apagar la luz ya que la oscuridad puede asustarle y desconcertarle negándose a permanecer en el entorno de la fiesta.

Con un año puede comer de todo: invitadle a probar el pastel, aunque el disfrutará más chupeteando una galleta o un trocito de pan. Dadle bocaditos para practicar con las manos y aprender a agarrar cosas pequeñas.

¡No olvidéis las fotos!

No sólo a vosotros, a vuestro hijo también le encantará verlas cuando sea mayor. Después de todo, esta ocasión sólo ocurre una vez en la vida…

Puede asustarle el flash algo que en parte podéis evitar no apagando las luces.

Regalos útiles

No conviene darles muchos, ya que a esta edad precisan pocos juguetes para entretenerse. Elaborar una lista y hacer una propuesta a los invitados  antes del día de la fiesta (bloques de construcción, ropa, pijamas, libros de tela..) puede  ser una buena idea para evitar regalos inútiles.

 

                                                                                            Susana Martínez Lahuerta

                                                                                            Psicóloga